Un teléfono o una cámara: Nokia Lumia 1020 / Sony Xperia Z1

El momento en el que algunos móviles hacen mejores fotos que muchas cámaras compactas parece que por fin ha llegado. Esa es al menos la sensación que tenemos tras pasar unos días usando las cámaras de 41 y 20 megapíxeles que equipan el Nokia Lumia 1020 y el Sony Xperia Z1. Dos móviles que, junto al recién presentado Lumia 1520 de 20 megapíxeles, cuentan con los sensores de imagen con mayor resolución del mercado.
Nokia-Lumia-1020
Nokia ha anunciado que ambos Lumia serán los primeros que podrán guardar fotos en formato RAW. Algo que expande bastante las posibilidades creativas de estos a la hora de trabajar con imágenes. En noviembre, además de esa novedad, se presenta la tecnología Nokia Refocus. Esta, al igual que sucede con las cámaras Lytro, permite cambiar la zona enfocada tras disparar la foto.

Más allá de estas novedades, que nos hablan de la madurez que está alcanzando la fotografía realizada con móviles, hay que explicar que las elevadas resoluciones del Lumia 1020 y el Xperia Z1 no obedecen a una estrategia publicitaria. Al menos no solo a eso. Todos esos megapíxeles son necesarios para que podamos usar el zoom digital sin que la calidad de las imágenes se resienta, como sucede normalmente al echar mano de esa función en un móvil.
Xperia-Z1
Para ello en Nokia y Sony emplean la denominada tecnología de sobremuestreo de píxeles, que reduce la resolución con la que hacemos las fotos a cambio de aumentar la fidelidad con la que se registran. Por eso cuando usamos el zoom digital de tres aumentos solo podemos captar fotos de cinco megapíxeles en el Lumia y de ocho en el Xperia. Los megapíxeles restantes de cada sensor se emplean en aumentar la precisión de las imágenes. El sobremuestreo también mejora las fotos y vídeos cuando no utilizamos zoom. Por ejemplo al disparar fotos con poca luz. El invento funciona en la práctica.

Buenas fotos con poca luz

Xperia Z1 cuenta con sensor de imagen del mismo tamaño que el de muchas cámaras compactas y mayor que el de casi cualquier otro móvil. Incluido el último iPhone 5S a pesar de que justamente Apple ha aumentado las dimensiones de ese componente. A pesar de ello el Nokia supera con claridad al Sony en ese aspecto. El enorme sensor del Lumia 1020, tan grande que sobresale en la parte trasera del móvil, proporciona una calidad de imagen similar al de algunas cámaras compactas de gama superior. La diferencia entre ambos móviles se deja notar sobre todo cuando aumentamos la sensibilidad ISO en uno y otro. Es fácil observarlo en las fotos de prueba que hemos realizado con ambos (pueden consultarse en el vídeo que acompaña a estas líneas y en este álbum de Flickr).

Lumia 1520Otro detalle en el que el Lumia aventaja al Xperia es en su objetivo Zeiss con estabilizador, muy útil para evitar fotos trepidadas y vídeos sin temblores. Sony recurre a la estabilización de imagen por software, cuyos resultados son más pobres. Como puede verse en los vídeos que publicamos. También el flash es mejor en el Nokia, pues es de tipo xenon. Mucho más potente que el led que incorpora Sony.

La aplicación Nokia Pro Cam es otro tanto que se apunta el Lumia. Con ella podemos ajustar manualmente funciones imposibles de modificar en la cámara del Xperia Z1, como la velocidad de obturación. Las dimensiones del Nokia, de cuatro pulgadas y media permiten sujetarlo mejor para hacer una foto que las cinco del Xperia. Sobre todo en horizontal. La pantalla del Nokia también supera a la de Sony al disparar a plena luz del día.

Una cámara ultrarrápida

Pero Sony juega con bazas importantes en el Xperia Z1 frente al Lumia 1020. La principal es la velocidad. El lapso de tiempo que hay desde que pulsamos el botón de disparo de la cámara hasta que se capta una foto es casi imperceptible. Incluso cuando el móvil se encuentra en reposo solo tarda un segundo tras disparar, enfocar y captar una imagen. También impresionan sus ráfagas, pues es capaz de captar 10 imágenes por segundo. Una cifra que se triplica si usamos el modo Timeshift burst, con el que se registran 60 fotos de dos megapíxeles en dos segundos, 30 de ellas antes de pulsar el disparador.

La velocidad de reacción del Lumia 1020 es muy inferior a la del Xperia Z1, incluso cuando seleccionamos grabar las fotos en el modo de cinco megapíxeles. Algo que hay que achacar a la lentitud de su enfoque automático y a que tarda cerca de un segundo en guardar cada imagen. También hay que olvidarse de las ráfagas con el Lumia, pues solo es capaz de hacer una foto cada dos segundos. Una velocidad inferior incluso a la de su predecesor, el Nokia 808 con sistema Symbian.

Otro as del Xperia Z1 es su resistencia al agua. Algo que nos permite hacer fotos buceando a poca profundidad o bajo la lluvia. También tienen su importancia las aplicaciones de imagen. Mientras que el Xperia funciona con Android y dispone de un gran catálogo de estas, el Lumia con Windows Phone no dispone de tanta variedad, aunque por fin está disponible Instagram. Mención aparte merece que el sistema de Microsoft haya demostrado ser más estable que el de Google durante la prueba. Pues Android nos ha dejado colgados en alguna que otra ocasión. Algo imperdonable en un móvil de gama alta.

En definitiva, los que usan con frecuencia las cámaras de sus móviles no tendrán fácil decantarse por uno u otro modelo. Sobre todo teniendo en cuenta que ambos cuestan casi lo mismo, cerca de 700 euros. Si buscamos hacer fotos y vídeos con la calidad de imagen de una cámara compacta de gama alta el Nokia no decepciona. Sobre todo cuando se actualice su software y podamos editar los archivos RAW que genere al hacer fotos. El Sony entusiasmará a los que valoran la velocidad de disparo y se conforman con la calidad de imagen de una cámara compacta sencilla.

Share

Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.