Plan PIVE

plan-pive-2013-julioLa cantidad mínima de la ayuda del Plan PIVE es de 2.000 euros. Mil euros de esta cantidad los aporta el Ministerio de Energía, Industria y Turismo y el resto los da el fabricante o importador del nuevo vehículo. La cantidad mínima que aporta el fabricante tiene que ser de 1.000 euros y estará reflejado en la factura de compraventa. Esta ayuda es compatible con otras vigentes siempre y cuando éstas procedan de fondos propios de las Comunidades Autónomas y de fondos europeos.

Las familias numerosas pueden recibir una ayuda mayor, 3.000 euros; 1.500 a cargo del fabricante/vendedor y 1.500 a cargo del Estado.

Si estás pensando en acogerte al Plan PIVE para renovar tu coche tienes que tener en cuenta que los 1.000 euros que aporta el Gobierno tributan en Hacienda como también ocurría con el anterior Plan 2000E. Esta ayuda se considera una ganancia patrimonial no derivada de una operación de transmisión y forma parte de la base imponible general, es decir, está sujeto a una carga impositiva según el tramo al que esté tributando cada persona. Por ejemplo, una persona que no gane más de 17.700 euros al año tendría que pagar 247,5 euros de impuestos por recibir la ayuda (24,75% de retención) y la que gane más de 300.000 euros y tribute al 52% abonaría 520 euros de los 1.000 recibidos de la ayuda del Plan PIVE. La parte que aporta un fabricante o importador se considera un descuento promocional y no está sujeto a tributación.

plan-pive-2-680x383En el siguiente esquema puedes ver qué cantidad tendrías que devolver de los 1.000 euros que aporta el Estado en función de tu renta:

Tramos IRPF 2012
• De 0 a 17.707 euros de base imponible: 24,75% de retención
• De 17.707 a 33.007 euros: 30,00%
• De 33.007 a 53.407 euros: 40%
• De 53.407 a 120.000 euros: 47%
• De 120.000 a 175.000 euros: 49%
• De 175.000 a 300.000 euros: 51%
• Por encima de 300.000 euros: 52%

Plan PIVE: Todas las claves

Las ayudas están destinadas a la compra de vehículos nuevos que no superen los 25.000 euros antes de aplicar los impuestos (solo las familias numerosas podrán optar a vehículos de hasta 30.000 euros).

– Vehículos convencionales, híbridos, híbridos enchufables y eléctricos de autonomía extendida que estén clasificados como clase A o B en la Base de Datos del IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía del Ministerio de Industria) sobre consumo de carburantes y emisiones de CO2 en coches nuevos (según Real Decreto 837/2002 del 2 de agosto).

-Vehículos convencionales con emisiones iguales o inferiores a 120 gr/km de CO2, clasificados como clase A, B, C o D.

-Vehículos convencionales de más de cinco plazas, clasificados como A, B o C, siempre que lo solicite un familia numerosa. El vehículo a comprar en este caso podrá superar los 30.000 euros antes de impuestos.

– Vehículos eléctricos puros

– Vehículos propulsados por motores de combustión interna que puedan utilizar combustibles fósiles alternativos (autogás, GLP y Gas Natural) que figuren en la Base de Datos de IDAE y que acrediten contar con emisiones de CO2 homologadas no superiores a 160 g/km.

Otros requisitos para poderse acoger a la ayuda del Plan PIVE:
– Será imprescindible que el titular que va a adquirir el nuevo vehículo acredite la baja definitiva en circulación del vehículo a achatarrar en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico. Este vehículo tendrá que tener una antigüedad igual o superior a 10 años si es un turismo o igual o mayor de 7 años si es un comercial ligero, además tendrá que estar a nombre de la misma persona que va a comprar el coche nuevo y por tanto va a solicitar la ayuda.

Puedes consultar aquí la guía del Ministerio de Industria que incluye el listado de modelos de coches a la venta en España con su etiqueta energética. Todos los coches con etiqueta energética A y B por debajo de 25.000 euros (sin incluir impuestos) se pueden acoger al Plan PIVE. Y algunos de las etiquetas C y D, siempre que sus emisiones no excedan de 120 gr/km, y su precio no supere los 25.000 euros.

Tanto los particulares, profesionales, autónomos, microempresas y pymes pueden beneficiarse de los 2.000 euros mínimos de ayuda, que se obtendrán directamente en el punto de venta siempre que el concesionario esté adherido al Programa según un procedimiento regulado.

¿Quiénes pueden acogerse a las ayudas del Plan PIVE?

– En el caso de profesionales autónomos, tienen que estar dados de alta en el Impuesto de Actividades Económicas.

– Las microempresas deben tener menos de 10 personas trabajando y el importe neto de la cifra anual de negocios o total de las partidas del activo no superará los 2 millones de euros.

– Las pequeñas y medianas empresas (pymes) contarán con menos de 250 empleados y su importe neto de la cifra anual de negocios no excederá de 50 millones de euros, o el total de las partidas del activo de 43 millones de euros. Tanto las microempresas como las pymes deberán acreditar el último ejercicio contable cerrado antes de la fecha de solicitud de la ayuda. Además el beneficiario deberá encontrarse al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y con la seguridad social.

-Las familias numerosas siempre que lo acrediten y que compren un coche de hasta 30.000 euros, más de 5 plazas y que esté clasificado con etiquita energética del IDAE, A, B o C.

¿Cuál es la documentación que debe entregar el beneficiario de las ayudas al concesionario?

Si vas a acogerte al Plan PIVE para renovar tu viejo coche tendrás que preparar la siguiente documentación:

– Fotocopia del ‘Certificado acreditativo de la baja del vehículo’, por parte del correspondiente Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos (CAT), en nombre de la DGT.

– Fotocopia de la Ficha Técnica del Vehículo achatarrado donde conste la fecha de primera matriculación y su matriculación en España.

– Fotocopia de la Ficha Técnica del Vehículo adquirido (en aquellos vehículos donde no sea obligatoria la cifra de emisiones de CO2/km en la Ficha Técnica, así como en los vehículos de GLP y Gas Natural, se deberá aportar un Certificado oficial de emisiones de CO2 del fabricante).

– Fotocopia del Permiso de Circulación del vehículo adquirido.

– Etiqueta Energética IDAE del modelo adquirido, que podrá ser facilitada en el punto de venta.

– Fotocopia de la factura de compra en la que se desglose: precio franco fábrica, otros costes, descuento del fabricante o punto de venta por el Programa PIVE, otros descuentos, precio del vehículo antes de IVA o IGIC, precio después de impuestos y ayuda pública aportada por IDAE con cargo al Programa PIVE (1.000 €).

El gobierno ha anunciado una prórroga del Plan PIVE -que entró en vigor el pasado 1 de octubre de 2012 y cuyos fondos se agotaron el 10 de enero de 2013-. El plan PIVE (Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente), en esta segunda etapa, rebaja la antigüedad del vehículo a sustituir: coches desde 10 años (y no 12 como en la primera etapa del plan) y vehículos comerciales desde 7 años (y no 10 como se estipuló en los primeros meses del plan).

El gobierno abarca con esta prórroga más supuestos -más modelos nuevos pueden acogerse y se pueden entregar a cambio, modelos no tan viejos; desde 10 años de antiguëdad-.

En consecuencia también la dotación económica del plan se dobla, pasando de 75 millones de euros a 150. En esta segunda etapa, en cambio, desaparece la opción de comprar un seminuevo de hasta 1 año de antigüedad. El PIVE solo se aplica en la compra de vehículos nuevos.

Las ayudas están destiandas a turismos con hasta ocho plazas (categoría M1) con más de diez años y comerciales ligeros (N1 con MMA no superior a 3,5 kg) con más de siete años, por modelos de alta eficiencia energética, de menor consumo de combustible y emisiones de CO2 (catalogados con la etiqueta A o B en el IDAE, organismo dependiente del Ministerio de Industria). También se incuyen vehículos de otras categorías energéticas (A, B,C y D) siempre y cuando emitan menos de 120 gr/km de CO2.

Como novedad las familias numerosas podrán descontarse 3.000 euros, mil más que el resto de personas físicas, siempre y cuando compren un coche de más de cinco plazas que no exceda de 30.000 euros antes de aplicar impuestos.

Las ayudas están limitadas a un vehículo por beneficiario.

El gobierno acaba de anunciar también que las próximas fechas aprobará un nuevo plan de ayudas para vehículos comerciales -no solo ligeros, también furgonetas- que estará dotado de 40 millones de euros. El nuevo programa se llamará PLan PIMA Aire.

En este reportaje os explicamos cómo afecta el Plan PIVE a la declaración de la renta, qué modelos de coches están incluidos en este programa de ayuda y qué requisitos tienes que cumplir para beneficiarte.

El texto íntegro donde se establecen las bases de esta segunda convocatoria del PLAN PIVE se puede consultar en el Boletín Oficial del Estado del 1 de febrero de 2013.

Share

Tagged . Bookmark the permalink.